costumbres, cultura

La labor de la partera y los rituales ancestrales para traer al mundo a un niño

Parto Natural

Dentro del pensamiento andino el parto es considerado un ritual ancestral donde interactúan la partera (mujer que se encargara de asistir en al mundo a un bebe) quien es una pieza fundamental en el parto, la madre y él bebe.

Cuando una mujer está en el último mes de embarazo, la pareja ya avisa a la partera de la comunidad para que se vaya preparando para asistir en en el nacimiento de su hijo. Es tanto el conocimiento que han adquirido durante muchos años, incluso desde muy pequeñas cuando ayudaban a sus madres asistiendo en los partos, que es posible para ellas con sólo tocar el vientre saber el sexo del bebe.

Finalmente, cuando llega el día indicado, la primera cosa que hace la partera es limpiar y ambientar bien el lugar donde nacerá el niño, hace traer una cama con matas limpias, prenden el fogón y hace fogatas con fuego para calentar el ambiente, prende sahumerio para la buena vibra, cuando el lugar ya está a una temperatura adecuada, manda traer a la mujer embarazada para comenzar con los rituales del parto.

Primero se encomienda a los seres supremos, sin olvidarse de Dios creador ni de sus dioses andinos, como la luna, la tierra, los Apus etc. Luego procede a ver cómo va la dilatación de la mujer, si ésta no va en aumento practican el ritual del huevo: el cual consiste en pasar el huevo de la gallina por el vientre de la mujer a manera de una limpia, luego se coloca este huevo en el fuego y si el huevo suda antes de reventarse, quiere decir que no dilata el vientre de la madre porque esta frío, más si el huevo revienta sin sudar y rápido, quiere decir que la madre ya está a punto de dar a luz.

En el caso de que el vientre de la madre este frío, la partera prepara unas bebidas calientes con hierbas naturales como son el paico, la pepa de la palta, canela, la chirimoya, las cuales ayudarán a calentar el vientre y a dilatar más rápido y son fáciles de conseguir en los mercados.

Algunas veces el parto es fácil, otras veces se complica. Por esta razón las parteras prefieren hacer que las madres se coloquen en posición de cuchillas o de rodillas para facilitar el trabajo de parto, cuando hay mucho dolor y se necesita que la mujer puje más fuerte, las parteras ponen en la boca de la madre un cucharon de madera para que el pujo sea más fuerte y nazca el bebe.

Cuando él bebe nace, la partera lo toma en sus manos y antes de cortar el cordón umbilical que lo une a su madre, le da al niño las palabras de bienvenida, lo bendice en el nombre del señor, le presenta a su madre y le dice que: en esta casa es donde vas a vivir, aquí vas a crecer con mucho amor, aquí tendrás una familia, aquí comerás, siempre vas a estar junto a tu familia, los vas a querer, cuando seas grande tendrás tu pareja y vivirás en esta comunidad. Se cree si no se les da estas palabras el niño se sentirá rechazado por la familia, además que con estas palabras se logra que el niño cuando crezca ame su familia, su comunidad y viva en ella sin querer irse a otro lugar.

Después de estas palabras se procede a cortar el cordón umbilical y se le amarra, en unos días este pedazo de cordón se le caerá y es tradición que el padre o la madre lo guarde, porque este representa suerte.

Parteras

Después de todo esto la partera atiende a la madre, comprueba que la placenta haya salido para luego colocarlo dentro de una manta y en el piso golpearlo diciendo las palabras: no serás malcriado, serás obediente con tus padres, no serás ocioso, servirás a tu familia y a la comunidad y no te olvidaras de la tierra donde naciste, aunque parezca mentira con estas palabras se logra que el niño sea buen hijo, trabajador y amoroso con su familia y luego esta placenta se entierra al lado del fogón, con la finalidad que el niño recuerde donde nació.

Después del parto se baña a la madre con hierbas ancestrales con poderes curativos, capaces de hacer volver el cuerpo a su estado normal, luego se le faja, para que los huesos vuelvan a ser los mismo de antes y ella da las recomendaciones de que debe tomar y comer en los siguientes días de su recuperación.

Es importante que esta sabiduría no se pierda, pues las abuelas heredaron los saberes de cómo debe ser el parto en medio del calor del hogar y más aún en las comunidades, donde muchas veces no se tiene acceso a hospitales.

Foto referencia

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

download almost uapkmod here | the best resources android apps on uapkmod.com