cuentos

Los condenados eran venados

Cuentan los pobladores de comunidades cercanas a la ciudad del cusco que sus historias, aparte de verdaderas, servían para proteger sus deidades y animales sagrados, evitando que estén en peligro de extinción.

Cuenta la historia que cuando hacían viajes para hacer trueque con otras regiones, realizaban grandes caminatas en conjunto de 10 a 20 personas con llamas y mulas de carga llevando sus productos.

Estás travesías en muchas ocasiones se realizaban de Apurímac hacia el valle de majes, traían productos como pisco, fruta seca y de la sierra llevaban moraya, charqui, etc. Todos los viajeros tenían que pasar por el Abra Coropuna, se dice que en este nevado penaban los condenados para poder pagar sus pecados.

Todos pasaban de día por qué a partir de las 5 de la tarde, cuando el crepúsculo está rojo, los condenados empezaban a salir y atacaban a todo quién pasaba por este lugar. La persona que más viajaba del lugar decía que los condenados debían encontrarse sí o sí con los humanos ya sea para comérselos o para salvar sus almas.

Entonces se dice que los condenados tenían sus estrategias, convirtiéndose en venados, engañándolos, y poder ser cazados. ¿Quién no quería cazar un venado silvestre? Lo tomaban como un toque de suerte y aventajan a cazarlo.

Cuando era cazado y comido estos venados, todos los pecados pasarían a las personas que comieran y quedaría salvado el condenado de sus culpas. Entonces cuando mueras cargarás todos los pecados convirtiéndote entonces en condenado.

Era de esta manera que protegían a los animales sagrados tales como los venado. Enseñaban al respecto con historias y cuentos.

Photo reference

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

download almost uapkmod here | the best resources android apps on uapkmod.com