noticias, turismo, viajes

La inspiración en piedra de Aguas Calientes, Machupicchu

Por Janet Ramirez Kcana

llegar a Cusco y visitar Machu Picchu es una de las metas de casi todos los visitantes a esta ciudad, para llegar a Machu Picchu necesariamente tenemos que quedarnos una noche en Aguas Calientes un pequeño poblado lleno de servicios turísticos por doquier entre restaurantes, hoteles, hostales, artesanías etc, etc.Un poblado en medio de grandes montañas y adornado con el río Urubamba o Wilkamayu también traducido como Río Sagrado.

Este pequeño poblado no tenía mucho que ofrecer como lugares de esparcimiento ya que solo cuenta con las Aguas termales ubicadas a 10 min del centro pero hoy en día tiene algo más para brindar a los visitantes.

Una exhibición de verdaderas obras de arte de un grupo de esculturas hechas en piedra madre que reflejan nuestra cosmovisión Andina.

Mientras uno va caminando desde la estación hacia el barrio de Wiñayhuayna, observando el río y la majestuosidad de las montañas tan cerca de uno, se encuentra con esta serie de esculturas labradas en la misma roca granítica de aguas calientes.

Al comienzo uno no puede entender las formas de las esculturas pero cuando se va observando detenidamente parece que tuvieran más que contar, la genialidad y la destreza con que fueron labradas te da a entender la visión del hombre Andino contemporáneo hacia la cosmovisión antigua de los hombres que hicieron Machupicchu pues parece que el linaje no se hubiera perdido ya que ambos el pasado y el presente se encontrarán en un solo punto, en su amor y la destreza del trabajo en la “Piedra” y el conocimiento de seres míticos relacionados con la Naturaleza.

De la serie de las 13 esculturas algunas nos hablan acerca de la Pachamama o Madre tierra, esa que nos brinda sus frutos para poder alimentarnos, la que da vida, ese ente femenino reflejado en una mujer con cabellos largos con facciones de mujer andina, en las esculturas que vamos a observar ella está representada en en todo su esplendor desnuda, a veces embarazada como símbolo de fertilidad o adornada con grandes mazorcas de maíz como símbolo de abundancia.

Pachamama o Madre tierra (foto: Janet Ramirez Kcana)
Pachamama o Madre tierra (foto: Janet Ramirez Kcana)

Existen otras que nos hablan acerca de la Dualidad Andina los opuestos complementarios representados en dos siluetas de hombre y mujer, y en el medio un bebé waltado tradición de los andes para proteger a los bebés del frío, como fruto de su amor.

Dualidad Andina (foto: Janet Ramirez Kcana)
Dualidad Andina (foto: Janet Ramirez Kcana)

Una de las esculturas y quizás la más enternecedora es aquella que refleja la protección de los Apus o Dioses de las montañas sosteniendo a un bebé en sus manos, este bebé decorado con el típico chullo andino y correspondiendo al amor de los Dioses. Según cuenta la historia de esta escultura esta representa la protección de los Apus a sus hijos de Aguas calientes de un Huayco muchos años atrás.

la protección de los Apus o Dioses de las montañas sosteniendo a un bebé en sus manos (foto: Janet Ramirez Kcana)
la protección de los Apus o Dioses de las montañas sosteniendo a un bebé en sus manos (foto: Janet Ramirez Kcana)

Existe otra que es titulada el amor prohibido, Una escultura bellísima de un Inca abrazando a una mujer ambos semi desnudos que refleja el enamoramiento, según la historia de esta escultura y el autor nos hablan de que Pachamama siempre debe de estar con los Apus la energía masculina para el hombre andino y es que ambos representan la dualidad Andina, pero en este caso Wayra el Dios del viento es quien se enamora de Pachamama el artista quiso representar este momento el amor escondido de dos seres que jamás podrán estar juntos.

El Dios del viento,  Una escultura bellísima de un Inca abrazando a una mujer  (Janet Ramirez Kcana)
El Dios del viento, Wayra y la Pachamama, una escultura bellísima de un Inca abrazando a una mujer (foto: Janet Ramirez Kcana)

La escultura tiene como parte de su decorado la cruz andina inspirada en la constelación de la Cruz del Sur, símbolo que representa los tres mundos de la cosmovisión andina y en la parte baja tiene esculpido tres hojas de coca conocido también como “Coca Kintu” tres hojas sagradas que según la tradición andina es para agradecer a los Apus o Dioses de las montañas.

Todas estas esculturas fueron hechas por reconocidos artistas Cuzqueños y artesanos de Aguas calientes y fueron parte del concurso “Pachamama Rimac” organizado por la municipalidad de Aguas calientes el setiembre pasado de éste año. Si tienen la oportunidad de visitar Aguas calientes no se olviden de visitar y observar esta exhibición in situ de las esculturas de piedras inspirada en la cosmovisión andina y déjense envolver por lo que va más allá de nuestros ojos.

a obra 'Machu Picchu' trabajada por los artistas Willy Sama, Rubén Mamani, Edwin Huamán y Efraín
la obra ‘Machu Picchu’ trabajada por los artistas Willy Sama, Rubén Mamani, Edwin Huamán y Efraín (foto diariocorreo)
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.