cuentos

La historia del duende en el árbol de pino

Cuenta la historia que en un barrio de la ciudad del Cusco había un pino grande y viejo. Éste árbol estaba en el centro de un parque y los niños jugaban a su alrededor todos los días. Era algo curioso ya que los niños nunca llegaban a tocar el árbol cuando realizaban sus juegos, pareciera que este pino grande y viejo ocultaba algún secreto.

Los niños salían a jugar todos los días desde las nueve de la mañana hasta aproximadamente las cinco de la tarde, cansados regresaban a casa. Una vez muy temprano dos hermanos salieron al parque ya que vivían cerca de este, y vieron que la tierra se abrió cerca del árbol de pino y alguien entro en él y como por arte de magia se volvió a cerrar.

Bueno eran niños y generalmente los adultos nunca creen a los niños diciendo que son mentiras e inventos de ellos. Al día siguiente los hermanos fueron a jugar como cualquier día, pero se toparon con algo que nunca antes habían visto, al pie del árbol de pino se abrió un agujero y se asomó una cabeza.

Era un duende quien desde lejos les hacía señas y les decía groserías para que los niños no se acerquen a aquel árbol, el impacto en los niños fue muy fuerte, tanto que no querían ir al parque a jugar nuevamente.

Los padres de los menores no sabían por qué habían tomado esta decisión, pasaron los días y las semanas hasta que la municipalidad decidió derribar el árbol para construir nuevos juegos y modernizar el parque.

Los niños desde su ventana estaban pegados para ver que sucedía. Llegaron dos trabajadores de la municipalidad, en el lugar estaban preparando un par de hachas para tumbar el árbol, de pronto se vieron en aprietos ya que alguien empezaba a tirar las piñas de lo alto del árbol impidiendo que lo corten.

Ellos pensaban que era una broma de mal gusto lo sucedido, finalmente lograron cortar el árbol, luego trajeron un “tecle”, una especie de poleas y cadenas para poder sacar lo que quedo del árbol.

Se instaló el tecle y empezaron a tirar lentamente, se podía ver como la raíz del árbol salía de la tierra. De pronto algo extraño salió de entre las raíces del pino y fugo sin dirección alguna, era el duende quien vivía bajo el árbol de pino.

Los hombres que estaban trabajando se dieron cuenta que bajo el árbol también había algo extraño, era un cofre de madera y en su interior algunas monedas de oro. Entonces este era el botín que ocultaba el duende y era por esa razón que atormentaba a los niños quienes lo habían descubierto por primera vez.

Después de este suceso la construcción del parque moderno se llevó a cabo y gracias a las monedas de oro se puedo agregar muchas otras cosas más para su construcción, áreas verdes, piletas, bancas, etc. Finalmente los niños volvieron a salir al parque a jugar sin temor alguno, y nunca más se volvió a saber de aquel duende.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.