arqueología, costumbres, historia

Illapa: El rayo tiene un gran significado en Cusco

El rayo cae en la tierra y muchas veces le gusta correr entre las matas de ichu por las pampas, moviéndose como una serpiente chispeante. En la pampa de Anta son muchos los rayos que descargan sus baterías en los meses lluviosos. Al día siguiente brotan sobre sus huellas cientos de setas que son un delicioso manjar en las mesas cusqueñas cuando se preparan como K’apchi o el picante con papas harinosas.

Illapa, el rayo en Cusco
Illapa, el rayo en Cusco

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado en los días o noches de tormenta. El rayo puede fulminar a los caminantes solitarios, pues no acepta desafíos. Solo en casos singulares, si toca a alguien dos veces (el primer rayo lo mata y el segundo lo resucita), lo puede convertir en altomisayoq, dándole a conocer los secretos de la vida y la muerte.

Los rayos caen siempre en lugares donde hay oro, plata y hombres que merecen ser castigados, segun mencionan los pobladores de Pisac. Cuando revientan en agosto iluminando la gran olla del cielo es signo de que se avecina un buen tiempo. Según la tradición de los pueblos en la etapa virreinal era considerado como la espada flamígera del Patrón Santiago que se descargaba sobre la tierra cuando este se enojaba.

En el cusco el rayon qhaqa o illapa forma parte del cuerpo retumbante de Chiki Illa. En Machupicchu el zigzag del rayo aparece en la parte baja del torreón circular que protege a la Mama Qaqa. Ya que el rayo hubiera impreso su huella en la misma roca en un tiempo inmemorial los canteros pulieron sus líneas resaltando sus curvas. Seguramente Illata recibía ofrendas que se enterraban al pie del zigzag.

En un sepulcro de granito blanco Marino Sánchez descubrió dentro de un urpu (un cántaro que se usa a manera de urna funeral) el esqueleto de un infante. Este cuerpo era de un mellizo a quien consideró por esa circunstancia hijo del Rayo o del trueno, como se acostumbraba entonces.

El rayo se encarga de guardar las semillas de los alimentos en la laguna de Otorongoqocha, en las faldas del nevado Ausangate, Ukhunqati, que se ve desde el Cusco. Además, esta laguna es una qochita muy profunda. Es de agua limpia y transparente. En el fondo hay una especia de piedras pequeñas. Estas son papas, maíz, quinua y otros alimentos que el rayo lleva y esconde como semilla.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.