viajes

Un viaje a Quillabamba

The way to Quillabamba, Abra Malaga
The way to Quillabamba, Abra Malaga

Uno de los lugares que más se visita es la ciudad de Quillabamba o más conocida como ciudad del eterno verano por el clima que posee, un recorrido que en la actualidad se hace de 4 a 5 horas aproximadamente en una minivan o auto.

El recorrido es muy hermoso ya que pasa por una parte del valle sagrado que comprende Urubamba y Ollantaytambo. Se puede ver claramente el conjunto de andenes y piedras dormidas al pasar por estos lugares, también otros centros arqueológicos de subida al abra Málaga. El camino de ascenso y descenso hacia este pico es como una serpiente llena de curvas y en la altura se puede apreciar una densa neblina.

Muchos turistas toman el mismo recorrido hasta Santa María, para tomar la ruta para Santa Teresa y así llegar a Machupicchu, el camino esta pavimentado y bien señalizado lo cual en estas últimas fechas no se ha suscitado ningún accidente.

Pero si nos remontamos algunos años atrás el camino para Quillabamba era escarpado y el viaje se realizaba en buses que duraban alrededor de 14 horas para poder llegar, continuamente ocurrían deslizamientos de tierra por las lluvias y el camino se truncaba con lodo, troncos y rocas impidiendo el paso.

Abra Malaga
Abra Malaga

Lastimosamente muchas personas perdieron la vida en este tipo de accidentes, entonces los choferes ya experimentados debían de conocer exactamente el camino. En el pico del Abra Málaga se encuentra una pequeña iglesia, ahora ya muchos se pasan de largo, pero en ese tiempo todos los conductores se bajaban a rezar y pedir para que nada les fuera mal y tengan una bajada tranquila.

También cuentan que en muchas de las curvas existen badenes donde se tenía que luchar contra el agua que baja y pasar lentamente, lastimosamente muchos vehículos fueron arrastrados hacia el barranco. Se dice que en una de estas curvas los choferes dejaban flores para una mujer que paraba sentada en este lugar y continuaban su viaje entonces a los que no dejaban esta pequeña ofrenda eran arrastrados por el agua.

Ahora en la actualidad se ha construido un puente en este lugar y ya nadie deja flores para esta mujer, solo se pasan de largo para llegar a tiempo a sus terminales. El camino lleno de árboles frutales como naranja, plátano, papaya, mango, arbustos de té y café reciben con un aire cálido a todas las personas que realizan este recorrido

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.