costumbres

Jalar el cabello, una cura tradicional para el dolor de cabeza

dolor de cabeza

Una técnica tradicional usada por nuestros antepasados para curar los intensos dolores de cabeza cuando las pastillas u otras medicinas no son efectivas, es a lo que denominan chucaque.

Nuestros abuelos dicen que el fuerte dolor o el dolor que se llama chucaque se deben a que estamos expuestos al intenso calor sin ninguna protección. Nosotros no usamos sombreros, sombrillas o simplemente ninguna prenda que nos proteja la cabeza. Cuando las personas tienen un dolor uno puede ver como tu cabello está pegado plano al cuero cabelludo.

El dolor es insoportable más que una migraña incluso. Esto es muy malo cuando ninguna medicina como las aspirinas y otros remedios para el dolor de cabeza no hacen efecto. Para curar este fuerte dolor de cabeza o chucaque primero se debe masajear en la cabeza con la yema de los dedos para suavizar y relajar el cuero cabelludo.

Entonces usted empieza a jalar el cabello, primero se empieza por la parte delantera hacia atrás, generalmente solo se jala en tres puntos. Se toma un pequeño mechón o manojo de pelo con el pulgar y lo enrollas en el dedo índice y tiras hacia afuera suavemente hasta que se escuche un sonido como si estuviera jalando algo aparte.

El sonido que desprende se le llama sacar conejos, este sonido también se puede escuchar (Toc) cuando las personas flexionan sus articulaciones, continuar con este proceso hasta terminar con los mechones. También puede elegir lugares específicos para tirar de acuerdo a donde se concentra el dolor.

En muchas ocasiones cuando se jala el cabello no ocurre ningún sonido debe apretar la parte donde se ha jalado para calmar el dolor. Para nosotros esta técnica de curar el dolor de cabeza no puede fallar siempre es eficaz. Los resultados son positivos y este método cura esos dolores de cabeza insoportable causados por la insolación.

Cuando era niño recuerdo muchas experiencias especialmente cuando jugaba con mis amigos en pleno sol y tenía esos fuertes dolores de cabeza o chucaque. Esta técnica era muy practicada en mi familia. Mi madre y mis tías eran expertas en jalar el cabello. Se jalaban mechones cuando tenían dolor de cabeza.

Recuerdo que la gente a menudo venía a nuestra casa para que le tiraran del pelo. Casi siempre parecía que estaban al borde del desmayo por el dolor. Decían que habían tomado mucho medicamento o píldoras y que el dolor no desaparecía. Su última opción era venir a nuestra casa y, como era de esperar, se iban muy agradecidos por haber aliviado su dolor, por haberse curado de él.

Hasta el día de hoy amigos y conocidos de mi madre vienen a buscarla en nuestra casa para que les jale el pelo para curarles del chucaque. Nuestras tradiciones dicen que no cualquiera puede hacerlo, sino sólo aquellas personas que tienen “buena mano” para curar. Estos son los que tienen el don de llevar a cabo este tipo de curación.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *