ComentarioIntersecciones

Sorprendente las alpacas en Utah

Los animales hermosos que caminan por las alturas de los andes, las alpacas, me sorprendieron mientras caminaba anoche. Me sorprendió ver una tropa de alpacas pastando tranquilamente a unas cuantas cuadras de mi casa en Utah. Me pregunté cómo habrían llegado a ese pastizal tan cerca de mi casa lo cual me hizo sentirles cerca. Yo las miraba y ellas también me miraban.

La alpaca es miembro de la famila camelidae, o sea camélidos, junto con las llamas y los camellos dromedarios. Me sorprendió aún más encontrar que los alpacas y las ballenas comparten un antepasado en común. Los dos son ungulados atiodáctilos. Su peso se sostiene en sus dedos de número par como los cerdos y a diferencia de los caballos.

La lana de alpaca es conocida por su suavidad y sus calidades térmicas. Las chompas y gorras de alpaca son muy apreciadas entre los que trabajan en condiciones frías y que tienen alergia a la lana de oveja. El pelaje de la alpaca no tiene lanolina. La cual puede irritar a muchas personas.

Miraba pastear a las alpacas y me preguntaba en cuanto a su dentadura. Sólo cuentan con dientes en su quijada inferior, lo cual da mucho trabajo a su labio superior. Por consecuencia les gusta comer los tallos tiernos de las plantas o sino las hojas. No pueden masticar tallos gruesos y duros. A diferencia de las ovejas, cuando comen pasto, no jalan las plantas desde sus raíces.

Alpacas en Utah
Alpacas en Utah

El término de gestación de las alpacas es larga, 11.5 meses y suelen tener una sola cría por gestación. Su tasa de fertilidad es baja. En los andes su tasa de mortandad suele ser a 50% debido a depredadores naturales, parásitos, y gusanos intestinales. Aquí en Utah no percibí ningún ch’uklla andino ubicado alrededor de los animales para mantenerlos seguros. Más bien había solo un pequeño cerco.

Me di cuenta que los dueños guardaban una llama con las alpacas. Me pregunté si habían cruces entre las dos especies ya que la llama es mucho más grande que la alpaca. Las llamas pueden pesar hasta (400 lbs) mientras que la alpaca solo alcanza 150 lbs. Por lo que tienen el mismo número de cromosomas es posible cruzarles. La cría se llama huarizo, con un padre llama y madre alpaca. El pelaje es más largo en el huarizo y mantiene la suavidad de la alpaca.

Pregunté a los dueños y dijeron que todavía no han logrado producir un huarizo aunque hay la posibilidad. Me pregunté si el huarizo sería estéril como la mula. Al pensarlo, pensé que por que tienen el mismo número de cromosomas hay la posibilidad de que sean fértiles los huarizos. Actualmente se está investigando la posibilidad en la Universidad de Minnesota Rochester.

Las alpacas eran hermosas e únicas, pero ¿qué hacían acá en Utah? Me acerqué a mis vecinos, sus dueños, para saber cómo habían llegado a tener casi una docena de estos animales muy hermosos. Me dijeron que le criaba para su lana en cuenta de tener ganado ovino. No malograban los pastizales tanto como las ovejas. Sin embargo, habían algunos factores más que le daba valor por encima de los reses, cabras, u ovejas.

Las alpacas precisan de menos atención en verano, ya que no necesitan mucha agua, y menos en el invierno por que están bien adaptados al frio. Son domesticados y se les puede entrenar para hacer trucos o venir cuando son llamadas. Si uno cría reses, tiene que registrar los animales con el gobierno en Utah y hay que vacunarles en contra del tuberculosis. Son inscritos en un registro nacional. Las alpacas no están reguladas de tal forma.

Cuando yo era joven, mi familia cultivaba ovejas. Sabía que las ovejas hedían y muchas veces eran poco inteligentes. Las alpacas me sorprendieron con su inteligencia. Eran bastante limpios; dejan su excremento en un solo lugar. Me pregunté si los dueños paleaban estiércol de otros lados y me dijeron que no, que las alpacas suelen valerse de una pila de estiércol para sus necesidades. Algunas alpacas pueden inclusive ser entrenados como mascotas en las casas. Había una pregunta más que repicaba en mi mente. Criábamos nuestras ovejas para trasquilarles pero a veces también las comíamos. ¿Era buena carne, la de alpaca?

Hay restaurants en el Cusco, como Sumaqcha, que preparan carne de alpaca y hacen entre otros platos el famoso lomo saltado. Se come la alpaca en los andes pero mis amigos en Utah no aguantaban la idea de comerlas. “De ninguna forma podría comer una alpaca. Son demasiado churras. Son tan tiernas y tienen tanta personalidad”.

Mientras conversaba con los dueños de las alpacas me di cuenta que vivían su sueño de tener ganado, cultivar la tierra al tener un jardín grande, aunque contaban asimismo con otros trabajos. Ella era terapeuta y trabajaba para el estado de Utah. Si hubieran tenido caballos o chivos les hubiera sido una pesadilla porque se suelen escapar no importa lo grande de los cercos. Las alpacas estaban contentas en su pastizal. Comían a su gusto y miraban a la gente, como yo, quien les observaba a ellas.

https://books.google.com/books?id=nmPVXHpICF8C&pg=PA69&lpg=PA69&dq=peruvian+fertility+rite+with+vicuna&source=bl&ots=aAvyC2cOkS&sig=qJEZsILh8ydzNBYvgjlLlztoUsM&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwju0-H1ktPOAhVN_mMKHcUWCGEQ6AEIJjAB#v=onepage&q=peruvian%20fertility%20rite%20with%20vicuna&f=false

Rituals of Respect Secrets of Survival in the High Peruvian Andes – Inge Bolin (University of Texas Austin)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.