ComentarioCostumbresEntretenimientoFolklore

Residuo de la Chicha es alimento nutritivo para los animales en el Cusco

La chicha es una bebida tradicional del Perú. Preparar chicha tiene un largo y arduo proceso. Desde el uso correcto de los ingredientes como el maíz parte fundamental de su preparación y también para la alimentación de las regiones andinas del Perú

Sólo las personas que conocen bien la receta pueden obtener una chicha verdadera.

La sobra de la chicha tiene también valor. Ésta tiene el nombre en quechua de “sutuchi”. Después de cernir la chicha y obtener solo el preciado líquido, queda como residuo todo los ingredientes usados y hervidos en la preparación.

Diferentes harinas, maíz, fruta, entre otros ingredientes se usan para preparar la chicha. La mezcla de estos ingredientes forma un residuo muy nutritivo para los animales. Cuyes, gallinas y chanchos son beneficiados con el Sutuchi.

Cuyes en el Valle Sagrado esperando su alimento (Photo: Walter Coraza Morveli)

Las personas que les gusta tomar chicha y tienen animales en casa siguen una rutina. Como de costumbre, por la tarde van su chichería favorita. Toman su chicha acompañados de amigos y con temas de conversación interesantes. Llega la hora del picante o una extra para llenar el estómago. Finalmente agradecen y pueden pedir Sutuchi para llevar. Este tiene un costo simbólico de algunos soles o es gratuito si eres casero.

tour-image

Photography

2 Days Experiences
tour-image

City Tour Half Day

Half Day retreats
tour-image

Paru paru

1 Day Experiences

De esta forma todo de la chicha se usa sin perderse y genera un circulo de amistad entre todas las personas que interactúan en este proceso. La chicha es especial y une personas.

Brayan Coraza Morveli

Soy completamente cusqueño. Mi profesión es analista de sistemas. Me encanta escuchar y tocar la música andina tanto como bailar break. Me gusta también compartir mi experiencias como cusqueño con gente de otros lados. Una de mis metas es llegar a conocer mi cultura más profundamente y compartirla ampliamente con gente de otras generaciones tanto como con hermanos y hermanas de otros lados de nuestra planeta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba