Noticias

“Ni una menos”, ¿una verdad o una hipocresía?

En el año de 1995 Susana Chávez poeta mexicana, escribió un poema el cual contenía la frase “Ni una muerta más”, esto con la finalidad de hacer una protesta por los feminicidios en la ciudad Juárez – México, posteriormente artistas, periodistas y escritoras tomaron esta frase y la convirtieron en “ni una menos” que quiere decir, ni una mujer menos víctima del feminicidio y recientemente ha venido siendo utilizada como convocatoria para movilizaciones en contra del feminicidio por países como Argentina, Chile y Uruguay.

Debido a la situación alarmante de la existencia de varios casos de feminicidio en el Perú, hoy 13 de agosto varios grupos de jóvenes, mujeres, varones, instituciones públicas y privadas organizaron marchas multitudinarias y pacíficas en todo el país para protestar contra la violencia de género contra la mujer y visibilizar de una manera masiva como nunca antes, la larguísima lucha del movimiento de mujeres por la igualdad en todos los niveles.

Ciudadanos y activistas convocaron a través de las redes sociales a todos los peruanos a participar en la marcha ‘Ni Una Menos’, dicha movilización es una reacción a los recientes casos de Cindy Contreras y Lady Guillén, agredidas por sus ex-parejas, los cuales recibieron penas reducidas por parte del poder judicial y libertad después de haber perpetrado intento de homicidio a las mencionadas mujeres.

Marcha: Ni Una Menos
Marcha: Ni Una Menos

Estos acontecimientos además han permitido generar un espacio de discusión sobre violencia de género, se han organizado murales de expresión, conversatorios, video fórum, actividades previas a la gran marcha, que han movilizado sentimientos de indignación por la respuesta del estado a la violencia y solidaridad con las que sufren todo tipo de violencia, desde la sexual, psicológica, económica y física.

¿Cuál es mensaje que nos dejan los organizadores de esta marcha?

“Todas somos la niña a la que su papá toca cada noche, la adolescente violada por su tío, la mujer a la que su pareja agarró a golpes. Todos somos la chica con el labio reventado y la ropa desgarrada a la que le preguntaron en la comisaría «qué habrás hecho» para provocarlo». Todas somos las más de 2074 mujeres esterilizadas. Tocan a una y nos tocan a todas y por eso este sábado 13 de agosto, nos movilizamos”.

Por ello, esta movilización nacional busca exigir al estado el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos sobre la erradicación de todo tipo de violencia, que los poderes del estado protejan a las víctimas, que nunca más haya impunidad. Y sobre todo nunca más el silencio cómplice de la sociedad.

Y yo me pregunto: ¿Esta marcha cambiará en algo esta situación de violencia?

Ojalá, lo importante es que no se repita el acoso callejero, maltrato infantil, trata de personas, que los medios de comunicación no utilicen el cuerpo de la mujer como mercancía, que no se justifique nunca más la violencia, que no hayan más Ciprianis que justifiquen la violencia sexual con esta triste frase “la mujer se pone, como en un escaparate provocando” o como esta otra frase de una congresista “si ha habido una violencia sexual, puedes hacerte un lavado vaginal”

En mi opinión si uno quiere cambiar realmente a una sociedad donde la violencia se convierte en pan del día hay que empezar desde casa, desterrando los estereotipos de género, con una buena educación enriquecida con valores, resaltando el respeto a sí mismos y a los demás para así conseguir una sociedad libre de violencia.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.