Cuentos

Los condenados eran venados

Cuentan los pobladores de comunidades cercanas a la ciudad del cusco que sus historias, aparte de verdaderas, servían para proteger sus deidades y animales sagrados, evitando que estén en peligro de extinción.

Cuenta la historia que cuando hacían viajes para hacer trueque con otras regiones, realizaban grandes caminatas en conjunto de 10 a 20 personas con llamas y mulas de carga llevando sus productos.

Estás travesías en muchas ocasiones se realizaban de Apurímac hacia el valle de majes, traían productos como pisco, fruta seca y de la sierra llevaban moraya, charqui, etc. Todos los viajeros tenían que pasar por el Abra Coropuna, se dice que en este nevado penaban los condenados para poder pagar sus pecados.

[mnky_ads id=»28259”]

Todos pasaban de día por qué a partir de las 5 de la tarde, cuando el crepúsculo está rojo, los condenados empezaban a salir y atacaban a todo quién pasaba por este lugar. La persona que más viajaba del lugar decía que los condenados debían encontrarse sí o sí con los humanos ya sea para comérselos o para salvar sus almas.

Entonces se dice que los condenados tenían sus estrategias, convirtiéndose en venados, engañándolos, y poder ser cazados. ¿Quién no quería cazar un venado silvestre? Lo tomaban como un toque de suerte y aventajan a cazarlo.

tour-image

Inca Jungle Trek

4 Days retreats
tour-image

Rainbow Mountain

1 Day retreats
tour-image

Maras Moray

Half Day retreats

Cuando era cazado y comido estos venados, todos los pecados pasarían a las personas que comieran y quedaría salvado el condenado de sus culpas. Entonces cuando mueras cargarás todos los pecados convirtiéndote entonces en condenado.

Era de esta manera que protegían a los animales sagrados tales como los venado. Enseñaban al respecto con historias y cuentos.

Photo reference

[mnky_ads id=»28259”]

Brayan Coraza Morveli

Soy completamente cusqueño. Mi profesión es analista de sistemas. Me encanta escuchar y tocar la música andina tanto como bailar break. Me gusta también compartir mi experiencias como cusqueño con gente de otros lados. Una de mis metas es llegar a conocer mi cultura más profundamente y compartirla ampliamente con gente de otras generaciones tanto como con hermanos y hermanas de otros lados de nuestra planeta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba