Intersecciones

Las lluvias entre Cusco y Utah

Reflejos después de la Lluvia (Hebert Huamani Jara)

Se soltó la lluvia. Cayó con fuerza y paró el tránsito. Mientras mis limpiaparabrisas chocaban con gotas tan numerosas como moscos en un pantano, la mente repasaba vagamente los significados distintos de la lluvia.

En Utah, donde vivo, la lluvia de abril pone fin al invierno. Es un inicio de crecimiento antes que el calor cambia el color de los cerros por falta de lluvia. Los vuelve marrón.

Las lluvias suelen llegar al Perú en octubre. Las estaciones se marcan por la lluvia y su ausencia. Cuando vienen las lluvias se abre una gran hermosura. De acuerdo con el escritor Hebert Huamani oriundo del Cusco:

Reflejos de Luz que nos deja la Temporada (Walter Coraza Morveli)
Reflejos de Luz que nos deja la Temporada (Walter Coraza Morveli)

“Es agradable dar la cara al viento en esta temporada de lluvia. En la ciudad del Cusco el cielo nos muestra una bella explosión de colores en los atardeceres y en los amaneceres. Las nubes en el cielo azul se muestran teñidas de colores dorado, amarillo, anaranjado y gris. Hay días que amanecen nublado y con lluvia como también hay días que amanecen con el brillo del sol y el cantar de los pájaros que transmite alegría.”

En Utah, se va derritiendo la nieve y los ríos comienzan a rebosar en su carrera hacia abajo

No son bienvenidas todas las lluvias. Aunque traen vida, pueden insinuar la muerte.

 

A Rain Day in Utah
A Rainy Day in Utah

Un pequeño juega al filo de las estaciones, impredecible como lo pueden ser los muchachitos. Le nombramos “El Niño”. Su hermana, “La Niña”, también juega aunque más tranquilamente y, por consecuencia, recibe menos atención de los medios. Según accuweather.com:

“La Niña se define por temperaturas menores en la superficie del océano pacífico central y oriental cerca de la línea ecuatorial y al occidente de la costa sudamericana. El Niño es … el opuesto completamente. Es el hermano que roba atención. Se caracteriza por temperaturas más cálidas de lo normal en la superficie de la misma zona del océano pacífico.”

¿Por qué se preocupan tanto por la subida o bajada de las temperaturas en las temperaturas del mar? Pues, cuando suben las temperaturas por la costa peruana, se aumenta dramáticamente la caída de lluvia y puede ocasionar inundaciones y huaicos como se hizo en el 1977 y causaron $2 mil millones de dólares en daños de propiedad.

Cuando la selva percibe más precipitación de lo normal, sube la cantidad de mosquitos y por consecuencia crece la tasa de muertes de fiebre amarilla, dengue, y malaria. De acuerdo con un resumen del Centers for Disease Control en cuanto al surgimiento de malaria en el Perú: “la altura del Rio Amazonas en Iquitos depende de la lluvia que cae en el lado oriental de la Cordillera de los Andes tanto como en Loreto la cual se relaciona con la presencia de malaria.” Esta correlación directa entre más lluvia y más enfermedad fue conocida hasta por los antiguos habitantes del Perú.

Reflejos después de la Lluvia (Hebert Huamani Jara)
Reflejos después de la Lluvia (Hebert Huamani Jara)

Los ríos bajan de las montañas con velocidad. Sus aguas se tornan marrones con tierra, lodo, piedras, arboles, y autos. En Utah se han puesto bombas en el desierto para impedir que se inunden las industrias locales, aunque hay expertos que aseveran que nunca más se usarán. Se ponen letreros en las carreteras en esta época que ordenan, “Retroceder. ¡No vale ahogarse!” 18 personas murieron en las inundaciones del año pasado en este estado.

Se soltó la lluvia, Dulce Lluvia. (Canto de mi niñez)

Al mirar en el pasado me doy cuenta que los agricultores peruanos han enfrentado los peligros de El Niño antes. “Las aguas se llevaron pueblos enteros. Las plantaciones se pudrieron y la gente se refugiaba encima de las huacas.” En la manera clásica de los gobiernos nos relatan: “Cuando las noticias de inundación, enfermedad, y pérdida de cosechas llegaron al gobierno central de Lima, respondieron los oficiales de la manera típica de los burócratas. Prepararon dos encuestas y despacharon a un visitador hacia el norte para que reportara de lo ocurrido.” ¿La fecha? 1578.

Los vientos alisios pasan por encima del agua cálida y la devuelve a la costa del Perú. Esto causa un problema. Normalmente las aguas próximas a la costa peruana

afloran a la superficie, es decir el agua más fría sube. El agua con menor temperatura está llena de nutrientes para los peces y por lo tanto comida para los pescadores. Cuando las aguas más cálidas cubren las aguas heladas, los peces se mueren lo cual diezma la industria pesquera. Se aumenta la evaporación y se incrementan dramáticamente las lluvias en la costa normalmente desértica del Perú.

Llueve el Centro de Cusco (Hebert Huamani Jara )
Llueve  en el centro de cusco (Hebert Huamani Jara )

Durante la época de 2015-2016 se anotaron los cambios más “extremos en las temperaturas del océano Pacífico central de  hasta tres grados, con valores más altos que durante el evento de El Niño de 1997-1998. “ Sin embargo, es importante notar que se redujo la pérdida de propiedad en comparación a ese evento, gracias a la preparación del pueblo peruano y las acciones de Defensa Civil.

El ciclo hidrológico es de no terminar jamás. Hermosura y muerte, crecer y secar. Lluvias. En esta época comienzan en el estado de Utah en el hemisferio norte a la vez que se terminan en el Perú.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.