historia

La llama y su importancia en el mundo andino

La llama es mamífero domestico de la familia Camelidae y abundante en los andes del Perú, fue un animal muy importante en las culturas alto andinas. En las época de los incas este animal fue utilizado para sacrificios de las ceremonias más importantes como el Inti Raymi (Fiesta del Sol), pues fue considerado como un animal sagrado, también fue utilizado como animal de carga, la llama transportaba diferentes productos a largas distancias con un peso aproximado de 25 a 30 kilos, generalmente eras los machos quienes realizaban las cargas, el peso de la carga podía variar de acuerdo al tamaño del animal, su edad y el recorrido que va realizar, puesto que la geografía es agreste y tiene caminos sinuosos que comprenden desde el altiplano hasta el océano pacifico.

Las llamas habitan en territorio alto andinos ubicados a una altura aproximada de 3,600 m.s.n.m a más, se alimentan de ichu (paja salvaje) y paco, que crece en los aguajales.

Llamas y ausangate (https://www.instagram.com/p/-U9BPqovH_/)
Llamas y ausangate 

Durante la festividad del Inti Raymi se sacrificaba una llama de color negro, dicho color representaba a la pacha mama (Madre Tierra), esta festividad duraba 3 días tiempo en el cual entraba en estado de descomposición y los cóndores andinos por el olor descendían a comer la carne de la llama, al terminar tomaban vuelo y partían a los cielos, significando esto que el cóndor tomaba los mensajes de la tierra y los llevaba así el mundo espiritual (Hanan Pacha).

Durante las excavaciones de diferentes centros arqueológicos como Machupicchu, Qenqo, etc. se encontraron cantidad de huesos de llama a lado de altares y mesas de sacrificio lo que prueba que la llama fue un animal sagrado.
Otra importancia de la llama es que fue y sigue siendo utilizada por los pobladores alto andinos por su lana y carne, de la lana se teje los chumpis o cinturones, llicllas o q’eperinas, vestimentas como bayetas o pantalones andinos, chaquetas, chalecos, chullos o huaccollos, etc.; para realizar estos tejidos se utiliza el hueso del fémur, denominado ruki, para ceñir los tejidos y sean impermeables, a su vez los huesos de la llama fueron utilizados para fabricar quenas, que hoy en día se pueden apreciar en los museos.

La carne se utilizaba de dos formas, la carne fresca y la carne seca (Chalona). Para elaborar la chalona se rebanaba la carne fresca, luego se ponía a una posa de agua salada y se hacía macerar durante una semana aproximadamente, al terminar este tiempo se sacaba carne y se exponía al sol hasta que quede bien seca, esta carne seca podía durar 2 a 3 años, y generalmente era transportada para su consumo a las minas de oro y plata.

La chalona fue y es un producto muy importante para realizar el trueque o intercambio de productos entre diferentes comunidades. Los pobladores de las zonas alto andinas llevaban la chalona y lo intercambiaban con los pobladores de la zonas bajas quienes producían productos como el maíz, la papa, la quinua, la quiwicha, etc.

Las pesuñas de las llamas también eran bien utilizadas como cascabeles para sus festividades formando parte de sus instrumentos musicales durante la celebración de las festividades más importantes. Del cuero de la llama elaboraban las tinyas o tambores utilizados en la ceremonia de selección de machos, hembras y crías.

El estiércol de la llama era utilizado como combustible para preparar sus alimentos, también para elaborar sus adobes para la construcción de viviendas, y como fertilizante para los sembríos.

En la actualidad la llama sigue siendo un animal con mucho valor simbólico y de mucha utilidad para los pobladores andinos.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.