noticias

La Casa de Túpac Amaru II, ahora Patrimonio Cultural de Perú

Tejido de diversas regiones, intereses y pueblos, Perú confronta el reto histórico de tejer una identidad nacional singular. Mientras el proyecto económico pretende ser urdimbre, la gastronomía es contrahilo que elabora y celebra la peruanidad. El patrimonio cultural es otro y para ella tanto lo intangible como lo tangible, las cosas materiales en que se percibe y se siente lo cultural. El sábado, 6 de agosto de 2016, el Ministerio de Cultura firmó una resolución declarando la casa de Túpac Amaru II como Patrimonio Cultural de la Nación.

Ubicada en una comunidad remota de nombre Surimana en la provincia de Canas del Cusco, en la falda de un cerro entre chacras y árboles, la casa de adobe techado en tejas clásicas de color anaranjado, representa lo que la resolución llama “el valor inherente de identidad y memoria colectiva a nivel local y nacional que demuestra su significado cultural relevante.”

La casa de Tupac Amaru
La casa de Tupac Amaru

Tùpac Amaru II, se llamó José Gabriel Condorcanqui y fue descendiente de los Incas quien luchaba con una familia prominente por el título noble y los terrenos del marquesado de Oropesa valiéndose de medios legales e históricos. Luego lideró una rebelión que casi deshizo el imperio Español en Perú. Desafió y asustó a la élite criolla y española, en combinación con la lucha de Túpac Katari en el altiplano, y dejó muchas memorias y heridas.

Ahora se le considera precursor a la independencia y Condorcanqui se ha vuelto un héroe nacional, aunque fuera descuartizado en la Plaza de Armas de la ciudad del Cusco. Su apellido significa “eres cóndor” y su título revolucionario rinde homenaje a último Inca libre y significa serpiente noble.

Los colegiales ya aprenden de él y de su lucha heroica por el Perú. Al declarar su casa patrimonio cultural el Ministerio de Cultura reconoce la complejidad de la vida rural cusqueña al fin de la colonia y le mete en la conversación nacional y la memoria formal del país. Los descendientes de los Incas luchaban entre ellos en las cortes y a veces violentamente y con los españoles para controlar los predios, el gobierno, y la vida de la gente local.

Tupac Amaru II
Tupac Amaru II

Manifestado tangiblemente en la construcción rústica de abobe con techo de tejas del Perú rural y en una forma arquitectónica tradicional alrededor de un patio abierto por un costado, la casa representa la fusión de español e indígena a la vez que mantiene raíces profundas ancestrales. Señala a tantas casas similares cuyas paredes y pisos no se hacen patrimonio salvo por medio de su representación en esta declaración.

En el momento en que la capital peruana, Lima, está en auge y cuenta con casi un tercio de la población nacional, esta declaración gira la atención al Cusco rural, a su pueblo y a los movimientos sociales actuales.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.