CelebraciónFiestas

La campana que sostiene la historia y Corpus Christi, María Angola

El oscuro y disonante sonido de María Angola llama y exige ser oído, incluso sobre toda la algarabía de una buena fiesta, como en el Corpus Christi del Cusco. Diferentes bandas tocan melodías y armonías distintivas, otras campanas de la Catedral también suenan y sin embargo, cuando María Angola toca reclama presencia y atención.

Desde hace algún tiempo me he quedado fascinado con esta campana y su sonido, dado su nombre que se repite en torno a Cusco y en cuentos populares. Su nombre tiene una referencia a la Virgen María pero también a África y la importancia de los africanos y especialmente angoleños en Cusco. Cuando oí su sonido, no podía ignorarlo. Tiene una resonancia y profunda disonancia, no muy diferente de un trueno rodando por los cerros cercanos.

María Angola llamó la atención mientras resonaba profundamente, incluso en mi pecho. Sugiere el papel del sonido en las prácticas indígenas, donde el trueno es significativo como un poder más allá del humano y el susurro del viento o el gorgoteo de un arroyo llevan significado y se manifiestan en la música que acompaña a los danzantes aún en la fiesta cristiana de Corpus Christi.

La campana también llama la atención en cuanto a la numerosa presencia de africanos, especialmente angoleños, en las tierras altas andinas y especialmente en Cusco durante el período colonial. Los esclavos fueron traídos a través de Panamá hasta el puerto de Callao, así como por tierra desde Buenos Aires y el Río de la Plata. Fueron importantes como intermediarios entre los españoles y los pueblos indígenas, así como artesanos, agricultores y más. Las ciudades, como Cusco, contenían un gran número de africanos.

Sin embargo, la palabra yana, que en quechua significa negro, también se refiere al mundo interior, el espacio de fertilidad y el lugar de origen dentro de la tierra de la cual originaron las personas. Los africanos plantearon la pregunta a los nativos peruanos acerca de cómo podrían estar asociados con estos poderes fecundos.

Se ve la importancia de los africanos y de esta asociación en las muchas danzas que se les dedican y que también tienen una asociación con el mundo interior. Estos incluyen el Qhapaq Negro, el negrillo y, por supuesto, la Morenada desde el altiplano y Saya / Caporal. Sin embargo, hoy en día se ven pocos negros

Dancers Celebrating in Cuzco (Photo: Wayra)
Dancers Celebrating in Cuzco (Photo: Wayra)

Las respuestas dadas a la pregunta de por qué argumentan que los africanos se mezclaron en la población general y así pasaron a la invisibilidad o que con las dificultades económicas después de la independencia fueron llevados a la costa y sus plantaciones. También puede ser que los africanos sufrieran tasas de mortalidad más altas que otros pueblos en las guerras de independencia.

En cualquier caso, permanecen en uno de los implementos rituales claves del Cusco, la campana de María Angola. Ella sonará con disonancia y se dará a conocer durante la fiesta de Corpus Christi hoy y no quedará ninguna duda de su importancia y la de los africanos al Cusco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.