CuentosFolklore

El Tesoro de la Huaca de Sapantiana

La huaca de Sapantiana está ubicada a 5 minutos de la plaza mayor del cusco, este lugar era parte del palacio del primer gobernante Manco inca que se encuentra en el barrio de San Cristóbal y antiguamente como Colcampata.

Actualmente la huaca de Sapantiana es un lugar muy concurrido por los visitantes, aquí también se encuentra un puente colonial por la cual pasa un pequeño riachuelo que baja desde Sacsayhuamán, la cual la hace perfecta para las fotografías.

Cuanta la historia de una joven que vivía cerca de dicha huaca en una casa colonial construida sobre cimentos incas. Ella tenía sueños relacionados con una parte de la casa donde se encontraba una pieza lítica de gran tamaño y de un peso considerable que nadie la podía mover.

En el sueño esta pieza lítica se encontraba movida a un lado y debajo de ella un pasaje secreto a una habitación subterránea donde se encontraba una gran cantidad de tesoros ocultos. Aquí la invitaban a tomar este tesoro.

Había una gran confusión en ese entonces con los famosos “machos”, seres antiguos que vivieron en estos lugares y quienes tentaban a las damiselas con este tipo de sueños para hacerlas suyas.

Un militar había alquilado una habitación en la misma casa, pero día a día se le notaba una actividad sospechosa. Con el fin de poder mejorar el desagüe de ese entonces el militar se comprometió a hacerlo usando sus propios recursos.

Es así que el primer piso se vio desmantelado por aquí y por allá, el hombre estaba buscando algo, pero al parecer no encontró nada. Finalmente finalizo el desagüe y se fue del lugar dejando la habitación y un nuevo desagüe para la familia. La pieza lítica quedo intacta aun en el lugar.

La joven seguía teniendo los mismos sueños, hasta que se mudo a otro lugar. Ya han pasado muchos años, la pieza lítica continua en el mismo lugar aguardando a ser movida y se descubra el tesoro que hay escondido en ese lugar.

Brayan Coraza Morveli

Soy completamente cusqueño. Mi profesión es analista de sistemas. Me encanta escuchar y tocar la música andina tanto como bailar break. Me gusta también compartir mi experiencias como cusqueño con gente de otros lados. Una de mis metas es llegar a conocer mi cultura más profundamente y compartirla ampliamente con gente de otras generaciones tanto como con hermanos y hermanas de otros lados de nuestra planeta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba