CelebraciónComida & BebidaComida TradicionalFiestas

El Pan Wawa, desata alegrías y endulza el paladar en la celebración de Todos Santos

El pan wawa, desata alegrías y endulza el paladar de los cusqueños en la celebración de Todos Santos, estos panes decorados con dulces, chocolates y  pequeñas mascaritas de caballos y bebés, salen a la venta en todos los mercados tradicionales, supermercados y bodegas de Cusco.

En la celebración de Todos los Santos y Día de los Muertos, son una delicia para los vivos y ofrenda para los muertos,  para el 1 y 2 de noviembre este Pan Wawa o (T’anta Wawa) es un regalo infaltable para grandes y chicos, es parte importante de la tradición y la identidad de los cusqueños, que compran para sorprender a los niños, quienes se divierten jugando y comiendo con cada mordida, con amor y dulzura. También lo compran para recordar y ofrendar a los que ya no están presentes.

Estos panes dulces y coloridos, son motivo de una celebración social donde los padres y compadres regalan a los hijos, ahijados y amigos. El pan wawa es una expresión de afecto y amistad.

En los diferentes puntos de venta se puede encontrar con distintas formas y tamaños, con formas de muñecas, caballos, mellizos cusqueños con adornos distintivos de la zona, sus tamaños varían desde los veinte centímetros, hasta los más grandes que alcanzan más de un metro. Como puedes imaginar, los más grandes son los más deseados por los niños.

tour-image

The Sacred Valley

1 Day retreats
tour-image

Paru paru

1 Day Experiences
tour-image

Photography

2 Days Experiences

Estos panes son como juguetes preciados y los niños casi nunca quieren comérselos. Esperan mantenerlos intactos el mayor tiempo posible para que puedan jugar con ellos y no se vaya su magia. Ver a los niños con estos panes especiales que se quedarán solo por unos días, es mágico.

Según el historiador Martin Romero la ofrendas a los difuntos con panes tiene su origen, en las culturas egipcia, mesopotámica, la española y la llegada al Perú, entre los años de 1570 y 1650, etapa en la que la religión católica impone su doctrina sobre la religiosidad de la cultura andina e incaica.

Más allá de la influencia del viejo continente, esta tradición es más arraigada en el ande y especialmente en el Cusco, ya que para la cultura andina la muerte es la continuidad de la vida, y una forma de relacionarse con los muertos es mediante las ofrendas, y el T’anta Wawa es una de las ofrendas que hasta hoy se ofrece a los que ya no están con nosotros. La tradición andina tiene mucho significado en el momento de ofrecer ofrendas a los muertos y esta es una de ellas.

Por otro lado, las personas compran este pan para disfrutar comiéndolos en familia. Su sabor dulce es delicioso cuando se toma en el desayuno acompañado de una taza con  chocolate caliente.

Los precios varían según el tamaño. Los más pequeños comienzan desde   S/ 3.00, los más grandes cuestan alrededor de S/30.00  a S/50.00. En estos días los panaderos y hornos tienen mucho trabajo para satisfacer la demanda de toda la población de la ciudad de Cusco.

Este año por motivos de pandemia, la Municipalidad del Cusco y la Empresa Municipal de Festejos del Cusco anunciaron la realización del tradicional festival del T’anta Wawa 2021 en los días  sábado 30, domingo 31 y lunes 1 de noviembre, en la Plaza de San Francisco, ubicada en el mismo corazón de nuestra ciudad imperial.

Durante esta fiesta del pan wawa  también se podrá encontrar otros postres. Estos incluyen condesas, suspiros (suspiros) hechos con claras de huevo y azúcar, maicillos, bizcochuelos, yemas, empanadas. En su mayoría están hechos de trigo o maíz. Son muy económicos.

Por su parte, la representante de la Asociación de Panificadoras Tradicionales del Cusco (APATRAC) anunció que el 1° de noviembre será expuesta una gigantesca T’anta wawa de 14 metros de largo, para su posterior degustación entre los asistentes.

Como sabemos, Cusco tiene una variedad de panes especiales relacionados con diferentes ocasiones y fechas importantes. En estas fechas el T’anta wawa llena de ilusión y dulzura en las personas mayores que lo compran y en los niños que los disfrutan jugando y compartiendo en familia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba