Comida Tradicional, productos de la temporada

El origen de las papas

Dondequiera se encuentran papas hoy, desde Siberia a Africa del Sur. Hasta es difícil imaginar comida casera sin ellas, y mucho más la comida industrial. Sin embargo, no hace mucho, no estaban por todos lados ni eran tan básicas para todos.

Sabemos que las papas como cultivo se originó en Sudamérica, pero si miras cuidadosamente te das cuenta que la evidencia es circunstancial.

Hay evidencia histórica. No habían papas fuera de América hasta que no llegaran los europeos. Hay evidencia directa de la importancia de las papas para los Incas y para la civilización preincaica de Tiwanaku. Además hay formas silvestres de las mismas y de otras especies de solanum en los Andes donde aparecen por doquier. Entonces, la conclusión parece ser obvia. Los sudamericanos, sobre todo los antepasados de los Tiwanakotas del altiplano domesticaron este tubérculo importante.

Variedades de papa(Photo: Walter Coraza Morveli)
Variedades de papa(Photo: Walter Coraza Morveli)

Hasta el momento, la evidencia directa de domesticación a sido magra. Sin embargo, una publicación reciente nos ha proporcionado data que faltaba. Su autor principal, Claudia Ursula Rumold, integraba un equipo de investigadores de la Universidad de California, Santa Barbara, que excavaba y analizaba un sitio en la cuenca del Rio Ilave de Puno al sur del Cusco. El lugar, llamado Jiskairumoko, fue habitado durante el período cuando los altiplánicos comenzaban a cultivar plantas domesticadas.

Basándose en su disertación doctoral en la UC Santa Bárbara, Rumold y el segundo autor, Mark Aldenfer, un arqueólogo renombrado de la Universidad de California, Merced, miraron para el artículo los almidones que quedaban en las piedras de moler en el sitio para ver qué comía su gente.

Fue una estrategia brillante ya que las papas no suelen dejar residuos lo cual no permitía encontrar evidencia de su domesticación. Como resultado tenemos pruebas ahora que los Jiskayrumokeños procesaban y comían papas entre 5400 y 4200 años antes del presente.

Las molían en este poblado antiguo ya tapado por un campo de cultivo cerca de un rio que drena la cordillera occidental de los Andes. En Puno de hoy día las papas son mucho más grandes y no suelen molerse. Más bien se pasan por agua hirviente o se cocinan en el horno. La fritura llegó con los europeos y es algo que todavía se suele hacer en los pueblos grandes o ciudades.

Las papas silvestres contienen toxinas. Necesitaría algún procedimiento para quitárselas y los autores creen que al molerlos estaban iniciando ese trabajo de remover las mismas para que fueran comibles.

No es todavía evidencia directa de domesticación aunque nos acerca bastante hacia las respuestas de dónde y cuándo se domesticaron las papas. Cuando dejaban de poblar el sitio de Jiskairumoko ya fueron domesticadas.

Flor de papa
Flor de papa

Los arqueólogos mirarán más cuidadosamente el data del altiplano en busca de más pruebas ya que la domesticación de las papas fue algo muy importante y nos ayudará a entender mejor el desarrollo de la civilización humana.

Hasta mientras, cuando comas una papita frita, una papa al horno, o puré de papas piensa en estas personas que moraban cerca de un río que bajaba de las montañas. Estarían sacando pequeñas papas silvestres y las molían. Así comenzaron el camino complejo y largo que conduce a que podamos comer papas hoy en día. Les debemos agradecer.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *