literatura

El español múltiple del Cusco

Cusco cuenta con una complejidad lingüística estupenda. Los vendedores de la calle pueden dirigirse a usted en inglés o japonés dependiendo de cómo le ven, pero esta variedad impulsado por el turismo, comprende solamente una parte de la diversidad de idioma en la ciudad imperial.

Como símbolo de sí mismo, orgullo e identidad, el Cusco celebra el quechua, lengua indígena que se ha hablado aquí desde los tiempos Incaicos, aunque los jóvenes de la ciudad a menudo lo resista a favor del español. Pero el español de Cusco no es una cosa sin mucha variación.

El español del Cusco es como un q’ipi con muchos diseños en su tejido y un mundo entero adentro.

Piense en las mujeres que se sientan en la calle Arequipa, esquina de Maruri, a una cuadra de la Plaza de Armas, para vender de sus coloridos q’ipis rocotos que han sido rellenos de carne picada y verduras, antes de ser sumergidos en un batido de huevo para crearle un poncho como dicen aquí. Para mantenerlos calientes, los rocotos rellenos, emponchados, y fritos están envueltos en amplio papel marrón antes de ser colocados en una queperina, una tela de transporte, donde los encontrará y los podrá disfrutar.

Este es el español del Cusco. Suena como si fuera una sola cosa, pero ese nombre es el tejido brillantemente colorido que lleva variedad dentro de la variedad, y todo envuelto en papel marrón.

El español se ha hablado en la ciudad de Cusco desde la década de 1530 cuando llegaron los invasores de Iberia. No trajeron tampoco un solo español, sino toda una variedad de lenguas relacionadas que estaban bajo la corona española.

Inca Garcilaso de la Vega
Inca Garcilaso de la Vega

El joven Garcilaso Inca de la Vega, conocido en la época como Gómez Suárez de Figueroa, nació en 1539 en el Cusco y creció hablando tanto quechua como español, aunque en sus escritos, hizo referencia a otras lenguas indígenas habladas en el Cusco.

De esta variedad, a través de los siglos, una comunidad de habladores se ha formado. Siempre ha sido parte de una comunidad de hablantes quechuas y también ha estado vinculada a los españoles distintivos de la costa peruana y los de la Península Ibérica y eso hace que tenga una complejidad notable.

No es de extrañar que en los Cusqueños mayores se escuchen una voz distintiva, así como pronunciación, vocabulario y gramática distintivos. Su español se relaciona con los españoles de La Paz y otras ciudades de las tierras altas con las cuales las élites tenían comunicación frecuente. Este tipo se encuentra aún en Cusco, aunque me parece estar declinando frente a otras formas, como él de la costa con su “rr” notorio y muy diferente de la “rr” tradicional de estos lares. Así también sustituye una “ye” por la “ll”. Y, simplifica la pronunciación de palabras quechuas como t’ìka o t’io que ahora se convierten en tika y tio. Aún con esta influencia costera, el español de Cusco sigue siendo distintivo.

Pero, es más. Hay por lo menos otra variedad. Con la inmigración del campo de habla quechua, otro tipo de español ha crecido en la ciudad, que se caracteriza por las influencias gramaticales, fonológicas y léxicas del quechua. Este español es tan viejo como el Cusco colonial. Los inmigrantes lo aprenden como una especie de español más relacionado con su quechua nativo, pero no se tiene que saber el quechua para hablar este idioma.

A este último, llamaría español andino, pero ese término, lamentablemente, ha sido ampliamente utilizado para referirse a toda la variedad de españoles de las tierras altas peruanas, las cuales tienen mucha diversidad regional así como cambios entre clases sociales. Por consecuencia, sería mejor llamarle una forma de español cholo, mientras que el primero, el español de las élites que también es una forma de español andino, habría que llamarlo criollo, dado el grupo social que más lo habla. Reclaman su origen en los españoles nacidos en el nuevo mundo.

La otra forma cada vez más común, yo llamaría una especie de español cusqueño actual, aunque dentro de él se encuentra una variedad considerable.

Si visita a la ciudad de Cusco, escuche las diversas maneras en que la gente habla español. Las he agrupado en tres, pero la variedad es mucho mayor.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *