arqueología, turismo, viajes

Cómo hacer una lectura de los textiles peruanos

Una de las cosas más fascinantes para explorar en el Perú es el laberinto sin fin de los mercados de textiles. Caminar por el mercado de Pisac, el Baratillo del Cusco o cualquier día en San Blas (San Gras como algunos locales lo llaman) a una le puede dejar admirada y algo confusa. Se encuentra demasiado. Montañas de mantas coloridas, tapetes, chompas, gorras, y mochilas llenan la infinidad de tiendas y puestos. Los vendedores son muy experimentados y saben negociar en su economía que depende del turismo. Si no estás acostumbrada, fácil te sientes como si te ahogaras en el mar de regateo donde hay un surtido sin fin de figuras de llamas.

La experiencia de los mercados es de verdad una magia y los compradores que entran por primera vez se encantan con las chalinas ubicuas de alpaca, carteras e fieltre, y calzados sicodélicos. Hay que aprender, sin embargo, a afinar el ojo y entender qué es lo que pasa. Es relativamente fácil encontrar artesanía increíble y textiles únicos de no repetir jamás.

La textilería peruana es una tradición mundialmente conocida que diferencia a los diferentes grupos indígenas y preserva estilos y cosmologías tradicionales. Mientras parece haber un surtido sin fin de textiles, el arte de tejer y los diseños tradicionales se van perdiendo cada vez más mientras la gente del campo emigra a la ciudad y se urbanizan. La mayoría ya visten ropa comercial y venden la mayoría de sus trabajos en textiles a los turistas. Se siente esa fricción en ciudades grandes como el Cusco y aún más en Lima donde las mujeres vestidas en su pollera tradicional con mantas con rayas y sobreros altos se sienten fuera del lugar tanto como si estuvieran en Londres. Muchos peruanos se sorprenderían al encontrar alta moda que se vale de formas con inspiración y tatuajes basados en diseños que vienen desde la jungla alta de Iquitos.

Sin embargo, hay más demanda por los textiles, estilo y calidad de Aguas Calientes, es decir de hechura de baja calidad pero vendidos con precios elevados. Son buenos para recuerdos, pero hay un mundo mucho más elaborado de textiles acá. Vale la pena tomar el tiempo de aprender a comprender lo que se te ofrece y lo que ves.

Aquí hay unas ideas útiles para los amantes de los textiles.

#1 Tinte natural o artificial

img_20161020_122544
(Photo Grey Scarf from Ausangate) (Foto de chalina gris de Ausangate)

Esta chalina gris es de una comunidad cerca del Ausangate. El gris suave, con colores beige, tonalidades de blanco y negro son colores naturales de alpacas. Las mujeres de esta zona limpian la lana, la califican, y la hilan antes de tejerla en un telar tradicional. Requiere dos semanas de trabajo producir esta chalina en el telar.

img_20161020_152751-1
(Foto de la ceremonial textile verde y naranja)

Este es un textil ceremonial de Ausangate. Los colores son pigmentos naturales de plantas y flores locales. El diseño incluye símbolos tradicionales que representan los picos y lagunas del Apu Ausangate. Es diferente y fácil distinguirlo del diseño de llamas arriba. Las mujeres acá memorizan estos diseños regionales y los traspasan a las nuevas generaciones. Algunas mujeres tejen solamente para vender en los mercados turísticos ahora y optan por diseños más genéricos para el gusto turístico.

img_20161020_152808(Foto de el poncho rojo)

Esta fotos de un poncho de color rojo eléctrico es producido con máquina y la lana es teñido con tintes artificiales. Los extranjeros no pueden creer que los tejidos con tintes naturales tengan colores tan brillantes como aparecen. Sin embargo si haces una comparación entre lo natural y lo artificial, lado a lado, encontraras que los colores artificiales pierden cierta suavidad al ojo y son dañinos para el ambiente. Si tienes la oportunidad vale comprar de tintes naturales.

img_20161020_122423(Foto de comparison)

#2 Reciclado

Ya que hay tantos festivales que incluyen danzas en el Cusco, es muy común ver tejidos de costumbres viejas reciclados en bolsas, carteras, o mochilas. Hay un arte, por cierto, en este juego de mezclar y adecuar y algunas mujeres se han puesto muy creativas en sus proyectos de reciclaje

dsc04854(Foto de casa de muñecas)

(Foto de la mochila)

#3 Antiguedades (foto de textile ceremonial antigua y pequeña)

Los destinos en mercados más pequeños como Pisac, Amaru, o el Baratillo los sábados en el Cusco son ideales para encontrar tejidos revendidos o de segunda mano. Es probable que en pocos años ya no haya más tejidos viejos, hechos a mano con tintes naturales y eso es un problema porque los tejidos viejos son la memoria de la comunidad y tienen mucho valor histórico. Para el turista serán nada más algo interesante con colores y diseños chéveres, cuando para las comunidades significan mucho más. Vale preservar estos tejidos. Cada vez hay menos tejedores que producen la misma calidad y estilo de trabajo porque ha perdido mucho de su valor en las comunidades frente a la modernización y tejidos de esa técnica no compiten fácilmente frente a tejidos con menos trabajo, menos tupidos, y más industriales. El tejido acá tiene 100 años y es un tejido ceremonial de Ausangate. Se ve viejo y como de la tierra, pero los colores siguen lindos.
#4 Jungle Textiles

img_20161020_122628
(foto de textile de iquitos)

Pasándonos de la cultura de las tierra altas, encontramos tejidos más delgados con trabajo de diseño más simple. Los textiles de la selva se hacen de forma más conocida cerca de Iquitos. Tienen colores más sofocados tipo tierra o si no colores sicodélicos. Se dice que la gente teje sus visiones de ayahuasca con sus magias y códigos sociales en sus textiles. Las formas cuadradas dicen que llevan un mensaje en contra de las formas más redondeadas tipo pachamama. Estos tejidos llevan un chamanismo que es muy difícil de explicar.

dsc04857
(foto de una bolsa)

Se pueden leer los tejidos tradicionales como si fueran un idioma. Son repletos de tradiciones, encantos, e indicios de estatus social. Mientras el interés extranjero en los textiles peruanos y su entorno crezcan, una mezcla de tejidos tradicionales, producidos masivamente, y de nichos de alta moda (como de neandco.com y peruvianconnection.com) se abre. Hay una explosión de empresas turísticas con conciencia social como threadcaravan.com trabajan para preservar el conocimiento del tejer tradicional. Sabiendo que hay y qué es sostenible en términos de precios y ganancias, tanto como de calidad, es la mejor forma de preservar estas formas artísticas y culturales.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *