Comentario

Comida: identidad personal, sentido de comunidad

Desayunando Solo

Me encanta cocinar y eso lleva a comida pero no tengo ningún deseo de comer todo lo que hago. Entonces, con cierta frecuencia ofrezco mis creaciones a otros. Encuentro que más y más me rechazan la comida que les proporciono. Aun estudiantes dizque hambrientos en mi universidad, rehúsan la comida por la sencilla razón de que nunca habían probado antes ese plato o tal vez por que dudan de la higiene de preparaciones ajenas. Prefieren comida industrial empaquetada, a la hecha en casa.

Esta situación me hace preguntar cuándo es aceptable negarse a la comida invitada.

En el Perú de acuerdo con Safari the Globe “debes probar todo lo ofrecido y si te gusta algo proporciona cumplidos a tu anfitriona. Te ofrecerá más pero si es así debes decir que no. Y cuando insiste recién aceptas.”

Hice una búsqueda afín para encontrar consejos sobre comer en los Estados Unidos pero no encontré nada parecido. Se habló simplemente de que la comida es una cosa individual en los EE.UU. En mi país la gente suele identificarse cada vez más por la comida que no comen. Más y más siguen dietas particulares. Pueden ser veganos, vegetarianos, libres de lácteos, libres de gluten, etc. Otros tienen disgustos fuertes a ciertas comidas, tal vez no comen fruto del mar o cebollas. Hasta siguen religiones que no les permite tomar alcohol, o comer ciertas carnes. Las restricciones en la comida también forman parte de regímenes particulares para perder peso o por problemas de salud como diabetes o presión sanguínea alta.

Desayunando Solo
Desayunando Solo

En el país del norte se encuentra comida al paso para consumir dentro del auto de uno. La comida rápida, empacada en porciones individuales es tan prevalente en mi país que se dice las persona suelen comer comida rápida o snacks de un restaurant u otro vendedor de comida por lo menos una vez por día. La comida en familia ya no es la norma. Más de 10% de familias reportan que nunca comen juntos. Solo un 40% asevera comer con la familia entre 3 a 5 veces por semana. Sin embargo, cuando yo fui joven se comía en familia y se consideraba de buenos modales probar lo que te invitaban. Ahora, más bien, se amonesta a los jóvenes en contra de comer algo hecho en casa por miedo.

Históricamente, ha sido difícil conseguir comida y cuando apareció la oportunidad de comer se comía todo lo que estaba disponible. Ahora, se puede caminar por la calle encontrar comida de muchos lados, hasta de otros países (acá en los EE.UU.) o diferentes preparaciones de nuestra propia gastronomía para algún precio. Nuestro acceso va más allá de nuestra necesidad de sobrevivir, entonces muchos hemos desarrollado sensibilidades y disgustos.

Quería preguntar hasta qué grado la súper-abundancia de comida ha ejercido presión sobre los buenos modales o la forma en que se ofrece comida los unos a los otros ya que la comida es una parte importante de la socialización en Perú y en Utah donde escribo.

En Utah, todavía es común invitar a otros a comer en casa de uno. Sin embargo se tiene que preguntar cuáles son las preferencias de comida para cada invitado para asegurar que haya suficiente comida para todos de acuerdo con sus gustos. Es mucho más trabajoso para los anfitriones. Hay que entregar “la carta” a los invitados antes del día de la invitación para su aprobación y luego el anfitrión, o por lo regular la anfitriona, lo cocina. A veces, los invitados traen comida que ellos han preparado o algo que han comprado para agregar a la comida. (Solo 31% de la comida consumida en los EE.UU. es fresca cuando lo demás es empaquetada).

Almorzando en Familia
Almorzando en Familia

En muchos lugares del Perú, y sobre todo en el Cusco, comer juntos refuerza el sentido de comunidad. Todavía se come en familia. De acuerdo con el World Family Mapa (Mapa Mundial de Familias) más de 60% de niños de quince años comen al diario en casa con sus familias cada noche. La necesidad de que ambos padres trabajen para conseguir los fondos necesarios para la familia lo vuelve cada vez más difícil aún en el Perú. Sin embargo sigue siendo importante comer en familia y en comunidad. No se suele comer solo según lo ideal.

Tuve la oportunidad de ofrecer comida a un señor recientemente. Me aceptó la invitación con grandes cumplidos. Me dijo: “Me siento en casa. Me trata Ud. como mi madre me trata y me ofrece comida aun antes de que me dé cuenta de mi hambre.” Nuevamente me surgió esperanza. Tal vez los estadounidenses no son tan de rechazar como me imaginaba. Luego me reveló que venía de Italia.
Referencias:

https://www.tripadvisor.com/Travel-g191-c13119/United-States:Food.And.Drink.

htmlhttp://www.safaritheglobe.com/peru/culture/food-drinks/
http://www.theprofessionalhobo.com/2015/06/street-food-in-peru-and-around-the-world/
http://worldfamilymap.ifstudies.org/2015/articles/world-family-indicators/family-processes
http://www.gallup.com/poll/10336/empty-seats-fewer-families-eat-together.aspx
http://www.conagrafoods.com/news-room/news-National-Survey-Reveals-Nearly-Half-Of-American-Families-Eat-Dinner-Together-Fewer-Than-Three-Times-A-Week-Or-Not-At-All-1008335
https://www.dosomething.org/us/facts/11-facts-about-american-eating-habits
http://www.solitudecanyon.com/thoughts-from-the-canyon/how-many-customers-does-a-mcdonald-s-serve-per-day-
https://www.tripadvisor.com/Travel-g191-c13119/United-States:Food.And.Drink.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.