costumbres, medicinales, viajes

Cantos sagrados de sanaciones amazónicas, los Icaros

Los icaros son cantos sagrados que hacen los chamanes amazónicos en la preparación de la ayahuasca. Estos cantos energéticos son importantes cuando se consume la ayahuasca y se vive todo el trance de los efectos. Los icaros guían el espíritu de quienes viven esta experiencia, pero también se le canta a cualquier objeto para cargarlo de energía y así limpiarlo y protegerlo.

Por su importancia para el pueblo y la naturaleza, los icaros chamánicos fueron declarados por el Ministerio de Cultura como patrimonio cultural inmaterial. Estos cantos aportan a la cultura viva de nuestro país.

Son utilizados desde nuestros ancestros, los chamanes y curanderos hacen oír y sentir los icaros durante las ceremonias de sanación espiritual.

Algunas agencias de turismo místico en el Cusco trabajan con curanderos amazónicos y andinos. Muchas veces suben a las montañas o a los lugares abiertos donde no se pueda ver ni personas ni casas. Los templos construidos por nuestros antepasados con piedra y energía son los puntos de concentración donde arman las ceremonias y rituales.

En tres oportunidades al caminar por el templo de la luna, contemplando la naturaleza, respirando el aire libre que se cuela por los campos y colinas, vi pequeños grupos de turistas de 5 a 6 personas sentados al lado del riachuelo, concentrando energía y escuchando los icaros del chaman.

Me quedé a una distancia respetuosa pero pude escuchar las palabras y las vibraciones impredecibles que salía de los labios del chaman. Las letras sonaban simples, pero en un leguaje desconocido. Esta melodía sagrada hace que el curandero sienta y comparta la seguridad de su espíritu con el grupo y la naturaleza.

Los icaros se encuentran escritos ahora en castellano, quechua y otros idiomas según la experiencia de cada maestro. Estos cantos repetitivos aluden a determinadas plantas, animales y elementos del paisaje local poseedores de poder o simbolismo. En el plano práctico y operativo aportan más profundidad ya que hacen que los participantes pierdan contacto con la realidad fuera del ritual.

Cada chamán o curandero tiene sus icaros, como es dueño de su experiencia y sabiduría, y por haberlos recibido de su maestro o directamente de la naturaleza.

Estos cantos son utilizados para la limpieza, protección, curación o para influir sobre la voluntad individual. Los icaros de los curanderos orientan la curación, dan forma a la energía individual y colectiva, y cuidan la unidad del grupo. También guían en el trabajo de autoexploración.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.