Comentario, costumbres

Curawasi la aromatica tierra del maíz

El distrito de Curawasi ubicado entre la ruta Cusco – Abancay, exactamente en la localidad de Pisonaypampa, nombre dado por la abundancia de árboles de Pisonay (árbol nativo de la época Inca). Es un lugar privilegiado para la siembra del anís y la linaza, por su ubicación y la tierra fértil que posee.

El trabajo que se hace para producir este grano es de sumo cuidado y limpieza desde el cultivo hasta la cosecha.

Antes de empezar a sembrar se debe preparar la tierra con abono natural y se hace una ceremonia especial para pedir permiso a la Pacha mama (madre tierra), convocando a sus Apus o montañas protectoras para poder empezar la siembra. En esta ceremonia participan todos los que fueron convocados en ayni o trabajo colectivo para la siembra.

Los varones empiezan la siembra abriendo surcos en línea recta y las mujeres arrojan las semillas con las manos en los surcos y van tapándolo poco a poco.

Después de transcurrida una semana, las semillas empiezan a crecer. Son pequeñas plantas muy similares al calandro y a medida que va creciendo, el propietario se encargara de cuidar y limpiar el área de siembra, sacando la mala hierba. Pues debe ser una cosecha limpia, a los 3 meses de sembrado el anís, se empiezan a ver los frutos claros, cuando estos estén duros, se empezará la cosecha.

Para empezar la cosecha, se hace otro pago a la madre tierra, agradeciendo a los Apus por la buena producción, después de la ceremonia, empiezan a tender grandes tolderas o mantas en las áreas libres y empiezan a cortar los tallos de la planta de anís y lo amontonan en pequeños grupos, dejándolo días allí, hasta que seque bien.

A Handful of Coca Leaves (Walter Coraza)
A Handful of Coca Leaves (Walter Coraza)

Cuando ya están bien secas las plantas, se agarran ramos de la planta y encima de la toldera se golpea con un palo pequeños para hacer salir toda la semilla seca, recogiendo solo los tallos secos por que los utilizan como leña para preparar sus comidas. Las pequeñas ramitas que queden las van sacando con la mano, el trabajo es 100 % artesanal y muy duro. Luego de realizado este trabajo, esperan el atardecer para aprovechar el viento y limpiar completamente los granos de anís.

Con los primeros granos que se recogen preparan un aromatizante con la que riegan la casa y lavan las sabanas, se dice que los hoteles de Curawasi tienen un olor aromático a anís.
El anis tiene muchas propiedades, es un buen digestivo y en grandes industrias se hace los anisados, la Universidad San Antonio Abad del Cusco, tiene una planta de procesamiento en Curawasi. El anís se siembra dos veces al año; la primera cosecha empieza en mayo y la segunda en diciembre, los terrenos de anís son exclusivos, en ellos no se puede sembrar ningún otro producto.

La gastronomía que se sirve en la siembra y la cosecha del anís es la Merienda Curawasina, que consiste en una variedad de carnes, como la carne de cuy, gallina, pato, chancho, acompañado con tallarín y un estofado de res, y de bebida la infaltable chicha.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

download almost uapkmod here | the best resources android apps on uapkmod.com