religión, Sin categorizar

Apariciones comparadas, Marianito y el Niño Jesus de Qoyllur Rit’i

El peregrinaje a Qoyllur Rit’i celebra, en parte, lo que los católicos entienden con la aparición del Niño Jesús a Mariano Mayta.  Me pareció muy interesante porque me parecía que sería un acontecimiento singular tener un visitante celestial, aun si no fuera el Niño Jesús.  Sin embargo a Mayta parecía ser ordinario. El niño divino fue, nada más, su amigo.

Al pensarlo, me di cuenta que aquí había otra intersección entre mi ciudad y estado y Perú.  La iglesia mormona, la dominante del estado de Utah, yace en una parición de Jesucristo al joven José Smith.

Hay correlaciones entre los dos jóvenes.  Ambos provenían de zonas rurales y ambos se encontraban fuera de sus familias cuando encontraron a Jesús. Mariano, además tenía problemas con sus hermanos, cuando José no se sentía cómodo con su entorno religioso. Además hay gente que hace peregrinajes grandes a los lugares donde tuvieron parte estas manifestaciones divinas.

El Niño Jesús de Huanca Inca (Estenssoro 2005)
El Niño Jesús de Huanca Inca (Estenssoro 2005)

Así también hay diferencias.  Para José el ver a Jesús rompió el orden del mundo, la separación de lo ordinario, de lo divino, cuando Mariano subió al mundo sagrado de la alta montaña y pudo jugar con los poderes de ahí, hasta que llegasen los adultos.  La aparición significó la muerte de Mariano y la desaparición del niño santo cuanto ambos se hicieron parte de una roca grande.

Por lo que su experiencia fue una de trascendencia, José pudo continuar y establecer una iglesia, mientras la iglesia católica se apoderó de la experiencia procurado fijar la atención de peregrinos y académicos en la trascendencia de Jesús y en la aparición, mientras muchos siguen enfatizando el glacial y la roca.

Ambas historias terminaron en tragedia. Como se notó, Mariano y su compañero divino ingresaron a la roca, el uno sepultado allí, el otro entró. Dejaron esta vida normal. José no quiso negar su experiencia religiosa y termino matado por una turba.

Me intrigó esto, pero al pensar en los dos comenzaba a buscar historias de otras visitas divinas.  No tardé en darme cuenta que cristianos por todo el mundo han recibido manifestaciones personales; muchos han visto a Jesús o han recibido visitas directas de él.

No siempre son jóvenes varones quienes experimentas las apariciones. Una joven contó “Levanté mis ojos y no podría haber tenido más sorpresa de lo que vi. Vi a Jesús—¡estaba ahí de verdad! No era solamente su cara, pero estaba vivo y se movía. Tenía cabello oscuro en melena con rayitos de canas.  Portaba la corona de espinas. Miré hacia él y me sonreía con la sonrisa más llena de amor que jamás hubiera visto.” (1)

Tal como Mariano sufría por su hermano, otros que han visto a Jesús también narran traumas.  Otra niña nos cuenta.

“Cuando tenía cinco años fui acosada y violada. Durante la experiencia horrenda, fui conducido al cielo en espíritu. Me encontraba caminando en un lugar hermosos donde me sentía segura y un gran amor con paz al hombre . . . Miré a ver quién me tenía de la mano.  Fue Jesús. Sus ojos eran como fuego y tan dulces, llenos del amor más puro que pudieras imaginar . . . Jesús . . . me habló del amor de su papi para mi y de cuanto él me amaba personalmente . . . Me dijo que odia como la gente no dan valor a los niños ni a la vida ajena. Estaba enojado por cómo la gente lastima a otros.” (2)

Desde 1900, miles de personas han tenido apariciones de la Virgen María, la madre de Jesús. Muchas se han reportado al Vaticano pidiendo su aprobación de las visitaciones. Cora Evans, una escritora de Utah fue una de ellas. Creció como mormona, pero luego se hizo católica. Se está estudiando para hacerla santa.(3)

Mientras los cristianos enfatizan la aparición del Niño Jesús en Qoyllur Rit’i, hay otra interpretación de la experiencia de Mariano, una andina. Mariano juega con el personaje del glacial (el niño) quien trae fertilidad a su rebaño. El peregrinaje ejemplifica la similitudes entre el chico andino y el glacial poderoso y / o la roca. El evento sella la relación entre Mariano y la nieve brillante, estrellada.

Los peregrinos acompañados de comparsas de bailarines se dirigen hacía el santuario de altura. Los danzantes de las varias naciones se organizaban en comparsas como fue descrito por Sallnow.  Los danzantes ch’unchu representan a los selváticos, cuando los qollas, vestidos en mascaras blancas tejidas representan a los del altiplano.  Los ukukos representan los osos o a personas que son mitad oso y mitad humano.  Son tramposos y les gusta tomar el pelo a los peregrinos. El machula representa a los primeros pobladores de las montañas, llamados ñaupa machulas. Muchísimas personas suben solos o como parte de una familia o grupos turísticos.  En consecuencia este es uno de los eventos religiosos más importantes en el sur peruano.

  1. http://www.jesusevidence.org/encounters.html
  2. http://www.precious-testimonies.com/hope_encouragement/p-t/templin.htm
  3. http://www.coraevans.com/about

Otras referencias:

https://books.google.com/books?id=y1ekCgAAQBAJ&pg=PT97&lpg=PT97&dq=appearance+of+christ+child+peru&source=bl&ots=EbbAa71mg7&sig=QMlgI1aiIhxQKE97XbczfXZoAOw&hl=en&sa=X&ved=0ahUKEwj9otzmruzMAhUIIFIKHT6pAesQ6AEISDAM#v=onepage&q=appearance%20of%20christ%20child%20peru&f=false

https://sacredsites.com/americas/peru/qoyllur_riti.html

Michael J. Sallnow, “Pilgrimage of the Andes” Smithsonian Institution Press 1987

 

J.C. Estenssoro Construyendo la memoria: La figura del inca y el reino del Perú, de la conquista a Túpac Amaru II. En Los incas, reyes del Perú, N. Majluf, Coord., pp. 93-173. Lima: Banco de Crédito, 2005.

 

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

download almost uapkmod here | the best resources android apps on uapkmod.com